Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

La chica de la gota de sudor en los ojos

La chica de la gota de sudor en los ojos Me sentía muy sola cuando tomé la decisión de buscarme un amante. Sola. Muy sola. No es excusa, pero sí sola. Yo... Soñé que me casaría y formaría mi propia familia. Conocí a mi novio y los  tres primeros años fueron gloriosos, hasta que un día me vi llevando en la espalda el peso de la relación. Es extraño darte cuenta de que las cosas que ocurren a tu alrededor es porque tú lo haces posible y cuando no lo haces tú,  no ocurre nada. Mi relación se estaba convirtiendo en una trampa mortal para mí. Así germinó la idea de tener un amante. En mi relación no ocurría nada fuera de lo normal. Rutina, rutina y más rutina. ¿Casarnos? No estaba en los planes de mi novio. -¿Hijos?- Sí todavía somos jóvenes – decía-  -¿Jóvenes? Y yo pensaba-Si ya tengo treinta años. Estaba buscando ayuda en internet. Psicólogos de parejas. Había pensado en una terapia como los de Estados unidos. Que ahí es tan frecuente. Se lo había comentado a mi chico

¡Buenos días!

¡Buenos días!. Manos a la obra. a escribir, que eso ayuda para empezar el día.

Bienvenido a mi sueño

Bienvenido a mi sueño Los sueños se cumplen. La magnitud de cada uno depende como lo quieras llevar. Yo hoy puedo decir que soy escritora, porque ya tengo publicado mi primer libro "Mirate en mi espejo" en Amazon. Ya me siento satisfecha e incluso me haré unas tarjetas de visita, jajaja. Es el titulo más personal y ansiado. La de la personalidad del individuo. Bienvenidos a mi sueño. "Mírate en mi espejo", disponible en Amazon.

El papá de Africa, Nelson Mandela.

El papá de África, Nelson Mandela. Vengo de un país donde siendo niña saltábamos a la comba contando una canción de un preso del Sur de África. El preso Madiba 466/64. Para mí y para las niñas que saltábamos a la comba era una canción. A medida que fui haciéndome mayor la canción de mi infancia se hizo realidad. Existía el preso 466/64. Aprendí que el numero 466 era su número de preso y 64 el número del año en que lo encarcelaron. Mi país, Guinea Ecuatorial compartía edificio con la embajada de Sudáfrica entonces. Recuerdo subir con sudafricanos blancos en el mismo ascensor, recuerdo pensar que se les veía educados y que no entendía que pudieran tener a Mandela en la cárcel. Y…recuerdo 1994 cuando ganó las elecciones. Recuerdo subir ese ascensor con la cabeza bien alta. Y recuerdo a un sudafricano blanco felicitarme. Le pregunté por qué y me dijo: “Por el gran logro que ha conseguido y conseguirá Madiba”- Sonreí y supe porque me felicitaba. Ese día aprendí y entendí lo