El papá de Africa, Nelson Mandela.



El papá de África, Nelson Mandela.

Vengo de un país donde siendo niña saltábamos a la comba contando una canción de un preso del Sur de África. El preso Madiba 466/64. Para mí y para las niñas que saltábamos a la comba era una canción. A medida que fui haciéndome mayor la canción de mi infancia se hizo realidad. Existía el preso 466/64. Aprendí que el numero 466 era su número de preso y 64 el número del año en que lo encarcelaron.

Mi país, Guinea Ecuatorial compartía edificio con la embajada de Sudáfrica entonces. Recuerdo subir con sudafricanos blancos en el mismo ascensor, recuerdo pensar que se les veía educados y que no entendía que pudieran tener a Mandela en la cárcel. Y…recuerdo 1994 cuando ganó las elecciones. Recuerdo subir ese ascensor con la cabeza bien alta. Y recuerdo a un sudafricano blanco felicitarme. Le pregunté por qué y me dijo: “Por el gran logro que ha conseguido y conseguirá Madiba”- Sonreí y supe porque me felicitaba. Ese día aprendí y entendí lo que Nelson había venido predicando “"Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario"
Se me ha llenado la boca hablar de él. Se me ha iluminado la cara hablando de él y hoy se me ha llenado los ojos de lágrimas hablando de él. No es pena, es orgullo. De donde yo vengo cuando una persona mayor muere se celebra una gran fiesta. Se celebra la alegría que haber compartido tanto tiempo con él. Hoy el mundo es huérfano pero con orgullo. El orgullo de haber podido disfrutar tanto tiempo de una persona tan extraordinaria. Yo hoy me siento huérfana. Hoy me siento capaz de una vez más luchar por mis sueños porque miremos donde miremos siempre hay personas extraordinarias como Mandela que nos han enseñado a no dejar de luchar.
Gracias Madiba
“En el curso de mi vida me he dedicado a la lucha del pueblo africano. He combatido la dominación blanca y he combatido la dominación negra. He promovido el ideal de una sociedad democrática y libre en la cual todas las personas puedan vivir en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el espero vivir, hasta lograrlos. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir
      

Lo conseguiste.

Te quiero Madiba  y descansa en paz


Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.