Enero.

365 días para elegir que ser, que ver, que comer y si me apuras que sentir.

Enero
Desaprendiendo.

Una palabra que no es fácil de saber cómo se escribe, o si. No sé. Depende supongo de cada persona. Pero una palabra que significa mucho o todo.
Desaprender: olvidar lo que se había aprendido según la Rae. ¿ Es fácil olvidar lo que se ha aprendido durante años? Según algunas enseñanzas sí. Estoy en ello.
Quiero olvidar muchas cosas que había aprendido que no son beneficiosas para mí, quiero intentar volver a nacer e ir aprendiendo como un niño.
Para este año que ha entrado, ese ha sido mi propósito y lo será hasta que se cumplan los 365 días.
Cerrando este mes de Enero he desaprendido algunas cosas y he sentido que mi mente se va liberando y mi espíritu lo está agradeciendo. He dejado de exigirme cosas y mi mente hace que las cosas fluyan por consiguiente soy más feliz. Creo que este mes de Enero he tenido más momentos felices que tres meses del año pasado. Ese año y el anterior que quiero borrar de mi mente y solo llevarme una cosa que ha sido transcendental en mi vida “El libro”. Suena a cruel pero es la verdad. Los dos últimos años he vivido mecánicamente, he ocultado mis emociones, dejé de sentir y de ser yo misma. No quiero ser un robot, quiero padecer, sentir como sólo yo ser hacerlo. Y…decir lo que pienso y pasar de muchas cosas. Es la única manera de ser uno mismo, no esperar de los demás y no depositar tu felicidad en manos de otras personas. Tú eres tú destino, tu camino, tu día a día. Sé que dejaré cosas por el camino, pero los que me lleve serán los importantes.


El comiendo de desaprender me está gustando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.