Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

La Fibra

☺️ La fibra Miró el reloj de la mesita de noche. Marcaban las cuatro y cuarenta y cinco minutos de la madrugada. Demasiado temprano para intentarlo. Eso a él le daba igual, le daba igual la hora que fuese. Se había apoderado de ella, de ahí su despertar. Ya eran tres largos años desde que fuera consciente de que era prisionera. Y eso la imposibilitada para llevar una vida normal. Volvió a mirar el reloj, apenas habían pasados pocos minutos desde la primera vez que lo miro, ya era insoportable mantenerse en la misma postura. Se acurrucó en posición fetal. Sintió que tampoco era buena postura. De lado, boca arriba, de espaldas. Daba igual la postura él se apoderaba de ella. - ¿Qué crees que haces? - Le pregunto viéndola dando tantas vueltas – Nadie puede ayudarte, nadie puede vencerme. Cuando me enamoro de alguien no hay nada que hacer, debes rendirte y tomarme en tus brazos. Se le cayó una lágrima. Esto no era vivir. Estaba perdiendo el norte. Estaba cansada de luchar.