Fragmento de mi próxima  novela.....

Estaba cenando, viendo la tele con una copa de Ribera de Duero, después de un día duro de trabajo. Estaba exhausta, apenas escucha lo que decían los hombrecitos amarillos hasta que la listilla de la familia dijo algo que me hizo reír y pensé – por eso me gusta estos dibujos animados, me evaden de la realidad.
Soy de las que no quieren ver las noticias ni oírlas. Siempre es lo mismo. Hay más desgracia que felicidad y nada de optimismo. Creo que necesitamos algo, alguien, un mesías o lo que sea como se llame para que nos aporte fe, ilusión, ganas de seguir hacia adelante como Estados Unidos tuvo a Obama. “Yes we can”” Hope” “Faith”. Esas palabras parecen que salvan nuestras almas. En todo eso estaba pensando cuando noté como algo salía dentro de mí y manchaba mis braguitas. -Lo que me faltaba-Pensé. Seguí cenando y deleitándome con la copa de vino. Ya iría luego al baño a saludar a mí amiga de todos los meses.
Me notaba mojada, muy mojada y pensé que iba a manchar la silla. Así que tuve que dejar mi copa de vino e ir al baño y…sorpresa, mi amiga de todos los meses no había venido en su lugar tenía en mis braguitas un líquido espeso como la leche condensada. La cantidad era enorme. Lo mire y remire. No lo entendía. Cogí papel higiénico para quitar de mis braguitas al menos el grosor antes de echarla a lavar. Me di cuenta que era mucha cantidad, serian tres cucharillas de leche condensada si me pusiera a medirlo.  Ya limpia volví a terminar de cenar y me note relajada.




Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.