Mujeres extraordinarias





Mujeres, mujeres y mujeres.





Se celebra el día de la mujer trabajadora. Yo celebro cada día con un gesto, una palabra amable con alguna mujer, trabaje dentro o fuera de casa.
Ser mujer es ser una persona extraordinaria. Es hacer encaje de bolillos para conciliar.
Les llevamos durante nueve mes en nuestro seno, los criamos, educamos, amamos a los que esperamos que sean nuestro igual.¿ En esa cadena que es lo que se rompe para que el hijo que hemos tenido en nuestras entrañas, el hijo que criamos , nuestro hermano querido, nuestro marido al final en vez de ser nuestro igual acabamos siendo enemigos hasta el punto de poder matarnos?
Sí un hijo quiere a su madre, a su hermana, a su mujer...¿ Como es posible que no le desee lo mejor? 
Es muy difícil conciliar y la madre trabajadora se siente desamparada. Las malas caras en el trabajo porque tiene que llevar a su hijo al médico, malas caras por querer salir a su hora para poder ir a recoger a sus hijos. ¿Por qué debemos pasar por ello?
¿Dónde está el marido?. Es como si el padre no existiera. Si llaman del cole porque el niñ@ se ha puesto enfermo, es ella la que va. Porque él ni corte ni perezoso te dice : Cariño no puedo ir tengo que trabajar y piensas – Yo también- pero con las mismas te cuelga el teléfono, y que haces?, dejar a tu hij@ en el colegio enfermo? Vas tú, una y otra vez y se convierte en una costumbre. Él te deja claro que su trabajo es más importante que el tuyo. Pues ¿sabéis lo que debéis hacer? Ya que lo hacéis todo vosotras, guardaros el dinero que ganáis y que se paguen las cosas con el dinero que gana el a ver que dice a eso…
No veo a los padres en igualdad de condiciones que a las madres.
Lo que sí veo es la unidad de las mujeres y por eso para mí son extraordinarias. Se ayudan entre ellas. Sí una madre no puede por el trabajo recoger a sus hijos del colegio, la otra que ha conseguido salir antes del trabajo recoge a los hijos de la otra. Se los lleva a su casa, les da de cenar.
Otra se encarga de llevar a otros al parque. Es una red de mamis.
Todo eso me recuerda a  mi infancia. Una infancia matriarcal donde desde el momento de dar a luz estabas rodeada de mujeres. Donde las mujeres de tu vecindario de hacían “el combra”( se encargaban del recién nacido para que tu pudieras descansar). Tu casa era un entrar y salir de mujeres que no te dejaban sola. Bañaban al bebe, te lo llevaban para que le dieras el pecho. Te bañaban y cuidaban de ti. Un lugar donde una madre podía dar el pecho a otro hijo aunque no fuera suyo. Donde todas las mujeres criaban y educaban a todos los hijos. Una red de mamis africanas. Y aquí aunque menos fuerte, hay red de mamis y creo que deberíamos seguir por ese camino mientras luchamos por la igualdad que todavía no sabemos cuándo será.

Feliz día a la red de mamis.
Feliz día a la mujer trabaje o no dentro o fuera de casa.
Feliz día a todas esas mujeres del mundo porque para mí son todas extraordinarias,



Comentarios

  1. Un proverbio africano dice que para criar un hijo hace falta la tribu! Tribu de mamis y de papis, yo prefiero que estemos todos y todas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero que estemos todos ya que así habría igualdad. La experiencia que yo tuve de niña no había padres, pero ojala hubiesen estado.
      Recuerdo que a los padres se les felicitaban y se les invitaban a beber y si el bebe era varón, era todo un orgullo para el padre ya que tener un hijo varón era lo mas preciado para la tribu africana de mi tierra.
      No recuerdo que los padres participaran ni cuidaran de los bebes y de la madre al dar a luz. De hecho se consideraba el alumbramiento como "algo de mujeres"
      La tribu para las mujeres...eran las mujeres.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.