Dejaste de mirarla.

Dejaste de mirarla.

Parece ser que para el ser humano, cualquier tiempo pasado fue mejor que la que estará viviendo y por eso muchas personas no son capaces de disfrutar de lo que ocurre en cada momento. En eso estaba pensando Clara cuando sonó el sonido del whatsapp. Sabía quién era. Y en el fondo no quería saber nada de él. Pero debía reconocer que estaba pillada por él. En un mundo paralelo, ella podría vivir con él y ser felices, pero en este mundo, las cosas sencillas se hacían complicadas.
Sin ganas, cogió el móvil. Leyó el mensaje. Al terminar de leerlo pensó:
“Dejaste de mirarme, por fin lo has hecho”- Se había preguntado muchas veces cuanto tiempo aguantaría él y ahí estaba. ¿Pero en un mensaje?
¿No se había ganado el respeto que una se merece para que la dejen en persona.?
Sintió rabia, dolor, impotencia, mientras volvía a releer el mensaje.
"Esto no tiene sentido. He escrito este mensaje más de las veces que me gustaría reconocer  y... Seré breve y conciso. No quiero seguir con esto". 
Sonrió porque su cabeza lo asimilaba pero su corazón no.  Era la derrota después de una gran batalla. Batalla que había perdido pero que ilusa de ella, llegó a pensar en su día que ganaría. 
En ella había dos personas, la romántica y la realista. La romántica deseaba que esa relación funcionara. Deseaba que él pudiera vencer sus miedos por ella. Deseaba que él fuera capaz de verse a sí mismo como ella le veía. La realista, siempre vio que era una relación abocada al fracaso. El tenía demasiados lados oscuros. El no estaba dispuesto a abrir esas puertas que estaban cerradas a cal y canto para permitirla el paso. Para él…ella solo era alguien con quien pasar el rato hasta que se cansara. La realista lo veía, pero la romanticona, no era capaz de asimilar  el que él no la quisiera como ella le quería.
Las cosas son como son, si alguien no quiere estar contigo, poco puedes hacer. Y en los tiempos que corren, el whatsapp es un medio más para dejar las relaciones o empezarlas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.