Dentro de pocos días.... San Valentín.



Recuerdo el último San Valentín como si fuese ayer.
Recuerdo las historias que  me contaron mis amigas de como pasaron ese día. 
Recuerdo las decepciones, las alegrías. Y recuerdo que se extrañaron cuando me preguntaron qué era lo que esperaba por San Valentín. Recuerdo decirles que yo deseaba ante todo tener paz interior. Suena pedante, pero cuando no lo tienes, es un bien preciado.
Casi un año después estoy en el camino. Tuve que dejar cosas de lado. Priorizar y elegir.
Que difícil es elegir cuando no tienes las cosas claras: que difícil es elegir cuando tienes miedo. Y qué fácil es elegir conociendo las consecuencias y estar dispuest@ a pagar el  precio porque sabes que lo que te espera después  será mejor.
Mi amiga Ana dice que ¨la media naranja" es como el horóscopo. Puede que tenga razón. Hay mucha gente que cree en los designios de los signos del zodiaco. Dice que la gente cambia, el amor es voluble por eso ella solo está enamorada de sus perros. Creo que tiene razón. Evolucionamos, involucionamos. ¿Cuánta gente se casó con su media naranja  y luego se dio cuenta que con el tiempo ya no era lo que fue? ¿cuántas personas besaron a la rana y esa rana no se convirtió en el amad@?. 
El amor romántico es una cosa y la realidad otra. Hay gente que se pierde en el amor romántico.
Después de muchos años de declararme romántica... ya dudo. Lo primero que aprendí hace siglos, fue que el amor no era suficiente. Lo segundo que aunque conozcas al amor de tu vida, no siempre se puede comer perdices y tercero, el gran amor de tu vida debes ser siempre tú. Partiendo de esa base, ya me cuesta que me vendan el amor romántico como tal o como en las películas o los libros. Ser realista te convierte en una persona objetiva. A sí que... ya que esta a la vuelta el día de los enamorados, no esperéis más de lo que podáis dar. No esperéis grandes acontecimientos, porque de ello depende la decepción que os podáis llevar.






Comentarios

  1. dicen que hay que esperar siempre lo mejor pero estar preparado para lo peor, y con perros tendrás el amor asegurado, ya viste ese articulo...
    maravilloso post💖https://f7td5.app.goo.gl/U3jvloP9P26jE7MD3

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,ja. Yo ya he querido a perros, a hijos, a marido, amig@s, novios... Ahora me toca quererme a mi ��

    ResponderEliminar
  3. Ja,ja,ja. Yo ya he querido a perros, a hijos, a marido, amig@s, novios... Ahora me toca quererme a mi ��

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, pero nos damos cuenta tarde, una vez que hemos dado todo y no hemos recibido, ni la mitad de lo que hemos dado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto. Porqué no darnos cuenta antes de quedarnos casi vacias?, jajajaja. El ser humano...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.