El cazador de sueños en San Valentin


El cazador de sueños en San Valentín.

Se miró al espejo y reflexionó sobre su plan. Lo que al principio le parecía un buen plan, ahora se le antojaba que podría ser que no fuera tan bueno ¿y si le rechazaba?
Tenía miedo. Pero ahí estaba él, organizando una cena. No una cena cualquiera. Era la cena. La cena de San Valentín.
Era consciente de que la información que ella había recibido de él, pudiera ser confusa y por eso quería arreglarlo. Quería compensarla por quererle. Eso pensaba él, que ella le quería. Y surgió otra duda ¿Y si no era cierto?  La imagen que veía en el espejo, le recordó el calor que emanaba de él, cuando ella le acariciaba las mejillas. Recordó lo bien que se sentía cuando estaban juntos y de lo mucho que le echaba de menos cuando ella no estaba. Estaba seguro que si ella no estuviera a su lado, le faltaría el aire. Con esa certeza fue en busca de la carta que le había escrito por San Valentín.
Se sentó para darle los últimos retoques y empezó a leer.
 “Nuria, creo que eres mi gran amor y seguramente si no te digo lo que tengo aquí escrito, será mi gran decepción. Estoy loco por ti, se podría decir que enamorado. Pero decir enamorado no es suficiente para explicar lo que siento por ti. Conservo  en mi interior un gran amor que quiero regalarte. Está en un rincón de mi humilde corazón para no perderlo hasta depositarlo en tus labios e impregnarlo si es posible en tu corazón. Posiblemente seguiré cometiendo errores a lo largo de mi vida, pero dejar de decirte lo mucho que me importas no quiero que sea uno de ellos. ¿Me harías el favor de ser mi novia?

Le pareció cursi lo que había escrito. Pero era como se sentía. Se pregunto si había normas sobre cómo se debe explicar lo que se siente. Sabía que si no decía lo que tenia dentro se marchitaría. Pensó en lo que le decía su madre de pequeño:
“Las palabras deben salir del corazón, saca tu corazón a pasear”. Le haría caso. Estaba en juego su corazón, su estabilidad  emocional, mental y su felicidad. Merecía la pena y en una noche tan especial como “San Valentín”



Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.