El corazón quiere lo que quiere.


Se levantó aquella mañana con una sensación desagradable. Tenía el frio metido en el cuerpo y eso que era casi verano.  Sabía lo que le ocurría pero no quería aceptarlo. Estaba enferma de soledad pese a tener una relación.  
Había oído a mucha gente contar que se sentían solos pese a tener relaciones y nunca lo entendió. Hasta ahora.
Tenía que tomar una decisión.  Cogió el móvil y escribió.
 -Me hubiese gustado que lo nuestro  hubiese tenido un final feliz.
Y como si estuviera esperando el mensaje de ella, él contesto enseguida.
 -¿Se ha terminado  por whatsapp y  por sorpresa?… Hablas en pasado.
- Sólo que no puedo seguir fingiendo que todo va bien. Ya no puedo seguir permitiendo que tus palabras me hieran. Ya no puedo seguir con la presión que supone saber  que estas esperando que  la cague como todas para que al final puedas decir que …tenias razón. Prefiero darte la razón ahora que todavía mantengo la cordura. Me recuerdas todos los días que soy igual que todas pese a insistir yo que no. Nunca podrás verme de otra manera. Da igual lo que intente demostrarte…no es suficiente y lo sabes. He intentado estar a tu lado, aceptarte como eres, he intentado cuidar de ti, permanecer en tu vida y ser tu amiga. Pero ya no puedo más.
- Es cierto que para mis todas sois iguales. Tú eres mi excepción pero no dejas de comportarte como cualquiera de cuando en cuando. La diferencia es que a pesar  de ello sigues siendo mi excepción.
- Tal vez mi problema radica en que intento ser la excepción.
- Te veré  como a cualquier otra…cuando me trates como lo hacia otra…pero seguirás siendo mi excepción. Sé tú misma y no espero a que la cagues para decirte nada. Deseo que no lo hagas para seguir viéndote como la excepción que eres para mí.
- Ya no deseo ser excepción, quiero ser yo misma y quiero ser feliz y contigo no lo soy.
- Bueno… es tu decisión y lo respeto.
- Gracias.
- Fue un placer conocerte.
Y se rompió una relación.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Ser mujer

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Yo te quiero...y tú debes quererme.