La carta que sí llegó.


¡Querida mía!
Como me ha alegrado recibir tu carta. No es algo que se hace hoy en día. Con los wahtsapp y las llamadas ya nadie recibe una carta. Pero cuál ha sido mi sorpresa que estoy  en la lista de los pocos que reciben cartas, y no una carta cualquiera, una carta de amor. Y sinceramente me ha conmovido saber que piensas en mi como un amor romántico, no solo sexo. Aunque conociéndote…la parte sexual seguro que prima. Espero no equivocarme mucho porque lo que te hace ser única es como realmente eres, con tus contradicciones. Con tu sexualidad primaria, lejos de lo que haya podido conocer.
Recuerdo la primera vez que te llamé "querida",  recuerdo tu risa. Esa risa tan contagiosa que me hace a la vez sonreír y perderme en ti. Busqué en la R.A.E la palabra querida y la definición que encontré, no describía del todo lo que eres para mí. Dice" persona que mantiene con otra una relación amorosa".  Querida significa ni mas ni menos para mí, que eres amada. Yo te amo. Yo te quiero. Eres querida por mí. 
Me sorprende que todavía no te hayas dado cuenta de que estamos hechos el uno para el otro. Que nuestro encuentro no fue casual, sino debido a causas que debían suceder. Yo  tengo claro lo que siento por ti. Eres tú quien huye de mí. A momento si, a momentos no. Pero como habrás visto, tengo paciencia. Sé que estas hecha para mí y esperaré  el tiempo que haga falta.  Eres mi destino.






Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Ser mujer

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Yo te quiero...y tú debes quererme.