Un tipo fiel.




Un tipo fiel 

Aquella mañana se había sentido perezoso y se le había ido el tiempo en tonterías. Llegaría unos minutos tarde al trabajo. Vivía cerca de un colegio y si salía dos minutos tarde se encontraría con una aglomeración de coches de papis y mamis dejando a los pequeños en el colegio. Y un trayecto que hacía en 10 minutos podría convertirse en media hora.
Miró su reloj y decidió intentar ganar ese tiempo. Pero el destino no estaba de su parte, al ir a salir de su garaje vio un coche familiar que casi le cerraba el paso. Maniobró para salir y justo cuando terminaba el proceso, casi cabreado salió una chica del coche y le saludó con una sonrisa a modo de disculpa. Se quedó atontado por esa sonrisa e instintivamente le devolvió la sonrisa.





Sintió como su malhumor desaparecía. Se quedó observando mientras ella abría la puerta y salieron tres niños del coche. Su sonrisa se congeló. Zona vetada. Era una mami con tres niños. No le había parecido una mami a primera vista. El pensó que era muy joven para ser madre de tres.
Aceleró el coche y fue al trabajo.







Durante todo el día no dejó de recordar la sonrisa de aquella chica. Y cada vez que lo recordaba, algo en su interior se agitaba.
No recordaba la última vez que se sintió así. Había oído hablar de sensaciones a primera vista pero a él nunca le había pasado ya que él tenia una personalidad pragmática. Consideraba que las historias de amor estaban sobrevaloradas y obviamente no iba a pensar que se había enamorado de una desconocida. Para él era solo una sensación agradable que al día siguiente ya no existiría.



Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Ser mujer

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Yo te quiero...y tú debes quererme.