Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2019

Un tipo fiel. El estilo de vida.

El estilo de vida.  Se había quedado sin trabajo y le estaba costando encontrar otro. Sus amistades le decían que era por la edad, por la crisis o porque él buscaba un trabajo en el que le pagaran bien. "¿Qué tenía de malo querer ganar dinero con el trabajo que realizas? Esa era la finalidad de trabajar. Trabajar para seguir siendo pobre era una manera de opresión". Repetía una y otra vez a sus amigos cuando le planteaban sus expectativas.  Conocía a mucha gente, a sí que, siempre les comentaba que buscaba trabajo por si alguien conocía a alguien. El boca oreja siempre había funcionado. A los seis meses de estar en el paro, un conocido le invitó a una reunión de una gran empresa norteamericana. El único requisito que se pedía era saber inglés y tener don de gente. Cumplía con las condiciones pero no le decían de qué era el trabajo hasta que  no fuera a la reunión. Sólo le garantizaban que iba a ganar el dinero que necesitaba para vivir. Y que era como ser r

Un tipo fiel. Contradicciones.

Contradicciones. Ella se fue pensando que sería muy fácil enamorarse de él. Y que era un lujo que no se podía permitir. ¿Un revolcón no era lo que quería? ¿No era lo que le había dicho a Lucía? La imagen que le devolvió el retrovisor interior de su coche, parecía que le sonría o más bien que se burlaba de ella. - "Tú no quieres un revolcón. Tú quieres que tu corazón palpite. Quieres sentirte viva. - " No es verdad. Estoy bien como estoy". -" De todos modos si sólo quieres un revolcón, queda con él. Ya tienes su teléfono. ¿Le llamarás? Tienes miedo, porque es tú tipo, no podrás controlarte. "Miedica, miedica. Huye otra vez". Sonaba en su cabeza mientras conducía hacia su trabajo. Era más guapa de lo que pensaba admitir. Y lo peor de todo, era su tipo. Tal vez debería pasar ahora de ella. Tal vez ella no era como las demás. Tal vez.. Talvez... Su juego era con mujeres que no le atraían tanto. Mujeres que él podía dejar a su antojo. Manipul

Un tipo fiel. No era la primera vez.

Ahora estaba seguro de que le había visto antes. Fue en el supermercado. Ella estaba en la caja pagando. Pasó la tarjeta de crédito a la máquina pero la máquina no respondió. Ella debía introducir la tarjeta. Recordaba haberla orientado. Recordaba que ella le sonrió sin mirarle a los ojos. Recordaba su voz. La recordaba a ella. Cuando la vio parada al lado de su coche pese a llevar la capucha puesta, él la reconoció. La chica del supermercado. Ya aquel día él se sintió atraída por ella de una manera visceral. Y ese sentimiento volvió a él. Era un sentimiento primario. Era la tercera vez que la veía y ese sentimiento se  agudizaba más. Ahora tocaba jugar sus cartas.  Lo tenía fácil porque se le daban bien las personas. Era una de sus cualidades más característico. Vivía de ello, a si que entrarla no iba a ser nada difícil. Sería como coser y cantar. Siempre se le habían dado bien las mujeres. Era consciente de su atractivo y siempre conseguía lo que necesitaba de ellas.

Publi-post

Las Aventuras de Gigiaro , fue mi segundo libro. Le cogí el gusto a publicar. Ya tengo la segunda parte casi terminada. Espero en breve poder publicarlo. Es un  libro de aventura para niñ@s de 7 a 90 años. Gigi y Aro son los apodos de mis hijos. Los Reyes Magos se han portado genial. Yo sufro de contracturas en la espalda. Suelo ir bastante al osteopata pero con este regalo...iré menos. Da unos masajes de miedo, te quita las contracturas y da calor. Es parecido a la cama coreana pero más asequible de precio y mas pequeño sin ser un armatoste. Pruebala!!!! Leggings con forro polar. Ya os comenté que soy una friolera. Pues lo leggings que me pongo en invierno llevan forro polar por dentro. Ayer en el Gym se notó el frió y una compañera me comentó que los leggings que llevaba de una marca muy conocida no le abrigaban y le enseñé las que llevaba. Le encantó y me preguntó donde los podría comprar. Ya no para el Gym (que solo yo hago esas cosas) si no para el día a día.

Un tipo fiel. La soñadora.

La soñadora. ¿Cuantas veces se había definido como una persona cerebral? Estaba recordando la cantidad de veces que le había aconsejado a Lucía sobre el amor romántico. Ella siempre repetía y repetía que el amor romántico estaba sobrevalorado. Y ahora se encontraba deseando ese amor romántico para sí. Otro día más para intentar verle. Ayer le saludó. Le vio la cara, vio su sonrisa y vio sus ojos detrás de sus gafas de ver. Le gustaba y sobre todo le gustaba tener algo en que pensar diferente de su día a día. Pero el miedo a no poder aparcar cerca de su garaje le atormentaba. Las mañanas se llevaban mejor con ilusión. Tenía más paciencia con sus hijos. Y Lucia tendría razón. Estaba pletórica de felicidad y encontraba guapa su reflejo en el espejo. Bi pensaba que se merecía la oportunidad de conocer a alguien que mereciera la pena. Alguien que le entrara por los ojos, no por las bragas. Estaba cansada de citas que no llegaban a nada. De conversaciones que nada más empezar se

Un tipo fiel. Vestida para sonreir.

Vestida para sonreír. Ella iba vestida con una gran sonrisa cuando llegó a la oficina. Tenía la sensación de estar encima de una nube de azúcar. Su compañera y amiga le dijo a media mañana. - Te veo cambiada. ¿ Ha pasado algo que debiera saber yo? - No ha pasado nada del otro mundo. Mi vida es como siempre. - Lo dudo. Te veo resplandeciente. Feliz. ¿Has echado una cana al aire? Porqué por lo que sé tus cañerías estarán bastante atrancadas y necesitaran un buen fontanero. - No seas ordinaria. - No lo soy. - Reconozco que necesito mantener una relación con un cuerpo humano pero no ha sido el caso. -  ¿No? ¿ Entonces porqué estas tan feliz? - Es una tontería, pero sé que me hace feliz. - Si te hace feliz no es una tontería. -¡ Bueno...He conocido a una persona! Iban andando hacia la cafetería de la empresa para tomar su primer descanso. Lucia se paró en seco. Giró sobre si misma y le  dijo: -!Cuéntame cielo! ¿Desde cuándo le conoces, que ha pasado, cuantas veces os habéis

Un tipo fiel. El desencuentro.

El desencuentro. Aquella mañana, las expectativas eran grandes.  Ambos estaban nerviosos. Sus  miedos eran reales. Ninguno sabía como iban a  entablar conversación. Ella decidió salir con tiempo para así tener suerte y poder aparcar en el mismo lugar. Él decidió salir con tiempo y quedarse en  la puerta de su garaje para hacer que el encuentro fuera casual. El destino es caprichoso. Ellos dispusieron y el destino propuso su plan. Ella llegó. Había otro coche aparcado en el lugar deseado y no había más aparcamientos cerca del garaje de él. Se sintió triste. No podía hacer nada mas que ir a aparcar a otro lado. El salió para dejar el coche y esperarla. Vio otro coche aparcado donde debiera estar aparcado ella.. Se sintió triste. Él se quedó en su coche unos minutos pensando que hacer. Tomó una decisión. En vez de ir a la derecha,iría por la izquierda pasando delante de la puerta del colegio por si la veía. Se conformaría con saber que era una mami habitual del  colegio.