Entradas

Mostrando entradas de junio, 2019

Somos extraños en un mundo perfecto.

Somos extraños en un mundo perfecto. Cada tarde, a la misma hora, el anciano veía al mismo hombre sentarse en el  parque. Parecía que venía del trabajo. Era como un reloj.  Aquella tarde decidió hablar con él.  ⸺ ¡Buenas tardes! ¿El trabajo bien? ⸺ ¡Buenas tardes! Sí. El trabajo bien. ⸺ ¿Entonces el venir aquí todos los días es una especie de mantra? ⸺ Vengo huyendo de mi vida ⸺ Contestó a bocajarro. Decirlo a otra persona le alivio y más a un desconocido. ⸺ ¿Y eso? ⸺ Vengo al parque para despejarme. Después de un día duro de trabajo, irme a  casa y enfrentarme a otra catástrofe con mi mujer… No tengo fuerzas suficientes. ⸺ ¿Y ella qué opina? Sé que nos nos conocemos. Podría ser una pregunta muy osado por mi parte. Lo miró extrañado. No entendía que tenía que ver ella en todo aquello.   Y continuó el anciano. ⸺ Sobre que pases cuarenta y cinco minutos todos los días aquí de Lunes a Viernes. ⸺ No lo sabe. El señor mayor asintió con la cabeza.

Una isla para dos.

Una isla para dos. ¿Cómo se siente el amor? Ahí estaba él, estrujándome con la mirada y yo, intentando adivinar sus pensamientos. Suspiró y cerró los ojos, dejándose llevar por la melodía de la que se había convertido en nuestra canción. " No cierres los ojos—Supliqué con mi mirada—déjame entrar en tu mundo" Noté cómo una lagrima, caía por la comisura de mi ojo izquierdo. Y como si fuera magia, abrió los ojos. Giró sobre sí mismo, y depositó un beso en esa lagrima que había caído hasta mi cuello. Acto seguido, me brindó el placer de perderme en sus ojos mientras me decía: —Bienvenida a tu isla, ¡bienvenida a nuestra isla!

Presente.

Presente por Poliana Ponte. Lo siento, el libro cerrado no existe –escuché a mis espaldas. Llevaba un rato navegando por una estantería repleta de impresos idénticos cuyo lomo azul oscuro no mostraba ningún título. –Llévese el que le plazca –continuó ante mi pasmo. Recorrí de nuevo todos aquellos volúmenes, fingiendo ver una mínima diferencia, hasta que jugando a sumas y restas escogí el séptimo del tercer estante desde arriba empezando por la izquierda, bastante pesado. La primera noche no logré siquiera abrirlo. Supuse que extrañaría su nuevo hogar, así que lo dejé tranquilo y cerca de otros por si añoraba compañía. Me despertó con un leve aleteo. Bien, pensé, aparentemente se ha levantado con ganas. No quiso forrarse, por lo que decidí salir con él resguardado entre mis brazos. Al hacer el metro su entrada en la estación, se apretó contra mí, y en cuanto pisamos el vagón lo noté agitarse con tal vigor que bajé en la parada siguiente por temor a que sufriera un ataq

Amor en las redes sociales. Las oportunidades del 2.0

Amor en las redes sociales.  Las oportunidades del 2.0     ⸺ En serio. ⸺ ¿Entonces no has tenido oportunidad de leerlos? ⸺ Es que no he tenido tiempo. ⸺ Las proposiciones de matrimonio son interesantes. ⸺ A mi edad y con mi experiencia no tengo tiempo para ese tipo de necedad. ⸺ Las firmas que están interesadas en ti son las más punteras. Casi todas  son francesas. ⸺ Bueno, eso no me parece tan malo, pero el tema matrimonial creo que no es  el lugar para pedirlo y menos a una persona que no conoces. ¿La gente pierde la lucidez y   va por las redes sociales pidiendo desposorios? ⸺ El mundo actual es ya así. Todo en las redes sociales. Si quieres ser   alguien debes estar en ella. Y ser muy activa. ⸺ Yo soy alguien y   muy importante y no soy activa en las redes  sociales. ⸺ La gente como tú está en redes sociales pero de otro tipo. De negocios. Yo te creé un perfil de empresa en Linkedin y dudo mucho que tu Facebook te lo hayas creado tú. ⸺ La verdad que fue mi sobri