Amor en las redes sociales. Las oportunidades del 2.0


Amor en las redes sociales. 
Las oportunidades del 2.0


  En serio.
¿Entonces no has tenido oportunidad de leerlos?
Es que no he tenido tiempo.
Las proposiciones de matrimonio son interesantes.
A mi edad y con mi experiencia no tengo tiempo para ese tipo de necedad.Las firmas que están interesadas en ti son las más punteras. Casi todas son francesas.
Bueno, eso no me parece tan malo, pero el tema matrimonial creo que no es el lugar para pedirlo y menos a una persona que no conoces. ¿La gente pierde la lucidez y  va por las redes sociales pidiendo desposorios?
El mundo actual es ya así. Todo en las redes sociales. Si quieres ser  alguien debes estar en ella. Y ser muy activa.
Yo soy alguien y  muy importante y no soy activa en las redes sociales.
La gente como tú está en redes sociales pero de otro tipo. De negocios. Yo te creé un perfil de empresa en Linkedin y dudo mucho que tu Facebook te lo hayas creado tú.
La verdad que fue mi sobrina para que estuviera en contacto con la familia.
Y lo graciosos es que te lo dejó abierto, de ahí que todo el mundo lo haya visto.
La mataré. Ella quería que encontrara pareja; por eso no puso cuenta privada.
Yo le daré un beso, gracias a ella eres hoy lo más comentado.
Bueno, basta de charla, que la mañana ya empezó hace horas en Hong Kong y hoy tengo un día de locos.
Me fui pensando en si aceptaría representar a alguna marca de cosméticos. Lo hacían actrices de renombre. No era mala idea. Ya me lo pensaría al caer la noche.
El día fue de locos como auguré. Mi secretaria no dejó de pasarme notas sobre mi vídeo. Empresas dispuestas a contratarme y más y más pretendientes.
En serio que el mundo estaba loco. No vuelvo a exponerme se dijo a sí misma.
A la hora de comer, mi jefe vino a mi despacho.
Malía, ¿no has salido todavía a comer?
Ha sido un día muy intenso y la verdad que se me había olvidado en qué hora vivía.Deberías relajarte un poco más como en el video.
¿Lo has visto?
Más bien, ¿quién no lo ha visto?
Se habla de ello en los pasillos. Y la verdad que se te ve relajada. Es una faceta tuya que no conocía. Y estás muy bien. Ya hablan de que vas a abandonar este mundo para dedicarte al mundo de la farándula.
El mundo de la farándula es para los artistas y yo soy banquera.
No serías la primera persona que cambia de vida radicalmente.
No estoy por la labor. Gracias. Mi lugar está aquí. Espero que los de arriba no se hayan enterado y suponga una sanción.
Si ha salido en las noticias y en los periódicos de economía. ¡Claro que lo han visto! Y les ha parecido una buena publicidad. Hablan de que, nuestro banco será más humano a los ojos del mundo. Hay varias revistas de moda que quieren hacer una editorial contigo y desde arriba les gusta la idea. Así que esta tarde mi secretaria y la tuya coordinarán tu agenda.
¿Estás de broma, verdad?
No. Es una oportunidad para ti y para el banco. Tú cerraste las mejores fusiones. Ya se te conocía en todos los medio como mujer fuerte y esto a los periódicos les interesa porque muestra tu lado más terrenal.
Hay que fastidiarse. Menudo el momento que se me ocurrió aburrirme.
No te lo pierdas, hasta el New York Post habla de ti. Y seguramente quieran entrevistarte. Habla de tus logros empresariales, de tu carrera, de tu tesón, de ti rompiendo moldes. De tu diversidad en tu área, con todas las razas en tu departamento. De tu elección de mentes brillantes en todas partes del mundo. Eres un icono. ¡Disfrútalo!
Pero sabes que soy tímida.
No haber hecho el vídeo, o haber tenido una cuenta privada. El mundo va muy deprisa y no está hecho para tímidos. ¡Bienvenida al mundo 2.0, o ya estamos en 3.0. O tal vez en 4.0? Bueno, me pierdo en ese contexto.
No puedes hablar en serio.
Lo digo en serio. Es una gran oportunidad.
Se alejó dejándome sin palabras que pudieran justificar un no.

 Comparte mis historias con tus amig@s. Y deja tus comentarios. Gracias.




Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.