Entradas

Mostrando entradas de julio, 2019

Recomponerse. Kintsugi

Recomponerse.  Kintsugi. Kintsugi es una antigua filosofía japonesa que trata sobre arreglar las fracturas de la cerámica con barniz de resina espolvoreando o mezclando con polvo de oro, plata o platino. Filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia del objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarlas. La finalidad es que la nueva incorporación embellece al objeto. Yo no soy una experta en personas.Soy una emprendedora. Una emprendedora rota que ha decidido recomponerse y encontrar en ello una nueva persona en mí misma a quien adorar. Es necesario mirar hacia dentro de nosotros y ver todo aquello que está roto. Podemos componerlo, y podrá ser más bello y más fuerte. Decidí ser la arquitecta de mi nueva vida.  Me rompí y jamás volveré a ser igual. Estoy emprendiendo en mí, en modo artesanal. Voy a componer con amor, cariño y tesón haciéndome más bella, más fuerte, ya que igual no podré ser. Moldearé la mejor versión de mí m

Sentimiento.

Sentimiento. Hoy, he sentido algo parecido a la felicidad. Hoy, he experimentado algo que se asemejaba a la libertad. Hoy, la niña que habita en mi interior, asomó la cabeza por unos instantes y me sonrió. Me gustó su sonrisa, su paz, su frescura, su autenticidad. Y me pregunté; "¿Podré quedarme con algo de su esencia? Lo tuve claro. De mayor quiero ser como ella. Deseo tener más momentos como los que compartí con ella. SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS, COMPÁRTELOS CON TUS AMISTADES Y SÍGUEME EN LAS REDES SOCIALES. GRACIAS

Madrid al Sol.

MADRID AL SOL Por Poliana Ponte. Coja de esa manga, que yo sostengo la otra, me hubiera encantado decirle como entrante, o unirme con mi carga de trapos sucios, para compartir. O quizás, al ver su edad rebosante de caminos torcidos, y esa tez ennegrecida, insistir: –Venga, déjeme, que lo acabo yo en un santiamén. Pero mis pies se fundieron en el trocito de calle desde el que embelesada lo miraba tender.  Así tendía, así, así, así tendía que yo lo vi. Con mimo, sacando minuciosamente cada prenda de ropa de una bolsa de plástico blanca, dejada dispuesta en un banco. Con rutina. Con el sumo cuidado de quien cuelga la ropa tratando de evitar que una mínima arruguita la agarre con tesón. Chorreante de amor. Y tras alisarla, una vez puesta sobre la valla que separa la calzada de la acera, su libre elección, metros y metros de tendedero para él solo, volvía de nuevo a por su siguiente ronda; mientras yo allí, clavada como una espina, inútilmente trataba de recordarme testigo de un

¿Este sexo seria bueno para ti?

¿Este sexo sería bueno para ti? A lo largo de los tiempos se ha dicho que hay mujeres frígidas. Es bien sabido popularmente que  la mujer siempre ha puesto la excusa de que le duele la cabeza para no tener sexo. Algunos dicen que está demostrado científicamente. Yo creo que ponen excusas por lo que se les vendrá encima y es mejor evitarse ese mal trago. No estoy de acuerdo con eso. Comparto la opinión de un amigo, que dice que no hay mujer frígida sino hombres que no se toman el tiempo suficiente para dar placer a sus compañeras amatorias. Y pone la guinda en el pastel cuando dice que todas las mujeres son multiorgásmicas. En eso difiero un poco, aunque puede que sea posible. Yo descubrí que era multiorgasmica al final de mis días. En la edad que se supone que ya debo empezar a secarme. Descubrí que no solo era multiorgásmica sino mujer fuente. ¡Qué placer! El amante básico Unos cuantos besos. Te acarician el clítoris y ya te la quieren meter. ¿Y si no eres clitoriana