Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2019

La zona de confort

La zona de confort Oímos hablar de ello. Hay grandes oradores que te dicen que salgas de ella, que vueles. Que no seas conformista.   Están por todas partes con sus vídeos de motivación. Las redes sociales   plagadas de sus mensajes anda. Pero… ¿saben que existe gente que es feliz gracias a la zona de comodidad?; porque hay gente que la necesita para poder sobrevivirse a sí misma. En el fondo, todos la buscamos, en una rutina, en un trabajo, en nuestro entorno, amistades etc… Si no la tenemos, la perseguimos. La estabilidad es confortable, la inestabilidad es   incertidumbre. No todas las personas son iguales. Igual que un medicamento, para uno es válido, para otro le supone una alergia. A algunos, les gusta vivir en armonía, su zona de bienestar. Si sale de ella, el caos   se adueña de su vida. Se sienten desestabilizados. Porque   el orden es su regalo. Cada uno es un mundo, y no sirve el mismo método para todos.   En nuestro interior está apreciar   lo que nos vi

Razón de ser

Razón de ser (Poliana Ponte) Vivir siendo un pasmarote te ancla a la emoción, la de las pequeñas cosas. Las sientes como buñuelos rellenos de sorpresa. Lo más insignificante lleva una pátina de novedad, de embeleso, de un guau sostenido en el interior que va aumentando con los días hasta convencerte de que es la mejor forma de estar vivo. Crecí oyendo eso de: – Pero hija, ¡no te quedes ahí mirando como un pasmarote! Y yo permanecía de pie como una estaca tratando de entender qué se escondía detrás de esa prohibición, o mejor dicho, qué diantre me tocaba hacer después. Porque lo maravilloso de entonces era precisamente la ausencia de ese después . En esa época me llenaba el detenimiento ante cada cosa que veía. Y vaya si me ponía las botas. – Y no estés tan seriaaa – remataban. Lo era, pero no por malestar, sino porque mi interior se nutría del prodigio constante que presenciaban mis ojos lupa. Por desgracia he ido perdiendo la vista, la candorosa, la telescópica, la felizme