La capa de super mamá

La tila del susto

Crack, oí el sonido de algo al romperse. Acto seguido un grito, otro y otro. Como superman, me puse mi capa y salí volando.Ahí en el suelo me encontré la fiesta, un bote de pintura de 5 kilos derramada en el suelo, salpicando puertas, paredes y el radiador. El padre gritando, el niño gritando, el hermano con la mano en la boca tapándola para no gritar. Los miré a los tres  y dije:

-Aquí super mamá que no cunda el pánico! Papá, tú a por la fregona, niños, alejaros que  papá y yo vamos a limpiar esto que es tóxico.

El padre gritaba y dije toda calmada (Yo calmada, hace tiempo no habría estado calmada)

-No pasa nada. ¿Estáis todos bien? Se limpia y ya está.

El padre me miró y juntos nos pusimos a limpiar la pintura. Se tragó su rabia.  Y yo le dije a Aro:

         — Cuando te decimos que no toques las cosas es porque puede ocurrir esto, que se te caiga de las manos. Nos encanta que nos ayudes pero no con cosas peligrosas. Hoy no ha pasado nada, pero se te podría haber caído encima y quemarte la piel.

—Vale mamá!- contestó Aro.


Es que cuando me pongo mi capa de superwoman se respira bienestar en casa.

Sígueme en las redes sociales:


SI TE GUSTAN MIS RELATOS, NO DEJES DE COMPARTIRLOS Y SEGUIRME EN LAS REDES SOCIALES, FACEBOOK, INSTAGRAM Y TWITTER

Instagram: @gorettynzeng_escritora
Facebook: Goretty Nzeng
Facebook: Escritora
Twitter:     @nzenggoretty

Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.