De poeta para escritora

 

De una amiga poeta a una amiga escritora


Para Goretty, por supuesto, por su inefable presencia.

 



En tus zapatos


He soñado contigo sin dolor. Cuenta a cuenta iba trepando por tu mundo interno, una joya de despensa, variopinta, poderosa y herida que yo te propuse engarzar a golpe de letras, las tuyas. Aceptaste de inmediato. Y de camino a ese libro primero, me fascinó tu color y aposté por ensamblar nuestras vidas frente a un espejo sin malos días. Reías sin grietas, en tu terraza, llena de dátiles y sol. Recuerdo también que me enredé en tus trencitas, que hacías y deshacías bastante a menudo, y tuviste que rescatarme a golpe de paciencia adiestrada y bicarbonato. En el jardín los niños jugaban y un elefante ocupaba tu plaza de garaje, aunque nadie reparaba en él; y yo andaba apurada por llegar a un puente que había de cruzar. En fin, cosas de los sueños.

Esta mañana doblo alfabéticamente la ropa mientras espero que vuelvas a casa por fin sana, libre, completa.

 

                                                                                       Poliana Ponte            12 de octubre de 2020 




Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Ser mujer

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Yo te quiero...y tú debes quererme.