Soñadora a tiempo completo

 


Soñadora a tiempo completo

No recuerdo haber dejado de soñar. En mi infancia difícil, soñaba despierta con una vida mejor y esa vida era la de poder plasmar historias en un papel.

El adolescencia, soñé que ese chico que me gustaba, se fijara en mí.

Cuando me llamaron patito feo, soñé en convertirme en una cisne negra.

Cuando mis amigas habían besado algún chico, yo seguía soñando con el guerrero que pudiera codo a codo luchar a mi lado.

De mayor... sueñas para ti y es más emocionante porque sólo un sueño no había cambiado. El genuino.

Tantas horas soñando... despierta, dormida. Si las contabilizáramos estaría en el top ten.

Sigo siendo soñadora a tiempo completo. No hay nada que me impida soñar. 

¡Soy imparable!

¡Feliz 2021!

¿Has visto el tráiler?

Comentarios

  1. Da gusto sentir tu transmisibilidad emocional. No es sólo expresar palabras, emociones, sentimientos, pasión,... hay... magia ¿quizá?...

    Gracias por todo ello

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Ser mujer

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Yo te quiero...y tú debes quererme.