Testigo de mi muerte

 


El sonido de la ambulancia me mecía en un sueño profundo. Intentaba pelearme por mantenerme despierta. Me dormí en esa batalla y al despertare me encontré en una cama de hospital. No era un hospital normal. Os preguntareis que entiendo por normal. Lo que he visto a día de hoy con mis ojos. Este hospital parecía futurista no había nadie a mi alrededor. Quise gritar, la voz seguía sin sonido.

Nadie a quien gritar. Nadie a quien acudir.

Mis piernas se movían, las manos también. Decidí levantarme y buscar a alguien ya que no estaba  enchufada  a nada.

Me puse mi ropa y salí de la habitación. Nadie  a quien preguntar.

¿Dónde estaba la gente?

Vi la puerta del ascensor y por alguna razón decidí cogerlo. Pulse planta baja.



SI TE GUSTAN MIS RELATOS, NO DEJES DE COMPARTIRLOS Y SEGUIRME EN LAS REDES SOCIALES, FACEBOOK, INSTAGRAM Y TWITTER

Instagram: @goretty_escritora
Facebook: Goretty Nzeng
Facebook: Escritora
Twitter:     @nzenggoretty
Instragram nin@s :@goretty_Kids


Comentarios

Entradas populares de este blog

La carta que nunca llegó.

Dejaste de mirarla.

La persona a tu lado.

Un tipo fiel. Un tipo normal.

Ser mujer

Yo te quiero...y tú debes quererme.